¿Perdieron la inocencia?

por | 9 noviembre, 2008
Espinete Y Don Pimpón

Espinete Y Don Pimpón

Y es que los niños de unos años hasta aquí ya no son lo inocentes que se supone tienen que ser. Ya no juegan a mamas y papas, ni a imaginar que corren con un coche o con el tractor de su papá. Ya casi no juegan en las calles a juegos tan típicos: el samborik, al fútbol, a pillar, al pollito inglés, a tú la llevas, a imaginar mundos imposibles que se hacen realidad en la imaginación de un crio.

Ya no se relacionan con los demás niños para charlar, reñir, gritar, escupirse, burlarse un poquillo, enfadarse, hacer las paces… y todo ello en la calle o en un parque; por no hacerlo no lo hacen casi ni en el cole. Casi nunca veo niños y niñas yendo en bicicleta, o jugando a indios y vaqueros, o a lo que sea; ahora todos están encerrados en sus casas viendo televisión basura o juagando a la consola. Curioso nombre el de consola, ¿tendrá que ver con lo de consolar a la infancia por no poder salir a la calle a jugar? “Consola, consola, consuélame de las penas que me contraen a no jugar en  el parque” Podría compararlo con otro tipo de consolador pero entonces deberíamos poner los dos rombos en el artículo.

Ahora l9o0s niños no tienen esa programación televisiva escolar que tuvimos los niños y niñas de finales de los 70 y principios de los 80, aun viniendo de una época aciaga como fue el franquismo, aquellos niños eramos alegres, felices, imaginativos, soñadores, libres, revoltosos, sanos,…. y todo ello debido a muchos factores socioculturales qque se dieron en aquella época. Nuestros mayores de la tele nos dieron infinidad de programas imaginativos que pudimos disfrutar los de mi generación: la cometa blanca, los payasos de la tele, Barrio Sésamo con Caponata, Espinete, Pérez Giol, Chema, Epi y Blas, Coco…., el 3,2,1 contacto, Petete, Pumuki, la bola de cristal, uuffffffffff!!!!!!!!!!!! ¡Yo que se la cantidad de dibujos y de programas infantiles que se hicieron en aquellos años!!!!!!!! ¡La tiraaaaa!!!!!!!!!!!

Antes llegabas por la tarde del cole, ponías la tele con Espinete y tu mamá o la abuela te preparaban un bocata de nocilla, o de sobrasada, con un vaso de leche con magdalenas, a veces; te daban un tronquito de Tarzán o de la Pantera Rosa. Luego, si no hacía frío o llovía salías a la calle a jugar con los demás niños del pueblo o del barrio a lo que fuese. Si hacía mal tiempo te quedabas en casa viendo dibujos o alguna serie divertida, hasta la hora de cenar y dormir-

Los fines de semana te los pasabas jugando y viendo la tele, recuerdo que los sábados por la mañana veía La bola de Cristal, o Sabadabadá, por las tardes veía después del telediario unos dibus y la peli de la tarde. A penas recuerdo si los payasos de la tele y la Pantera Rosa lo echaban los domingos. Sí creo no equivocarme que la Cometa Blanca era en verano por las taardes. Lo curiolso, es que antes muchos de esos programas los veía con mis padres, no como ahora, y eso que mi padre era agricultor y mi madre es ama de casa. No teníamos muchas de esas cosas modernas que ahora todos tenemos pero eramos más sociables, más libres y más felices.

No se la de veces que habré jugado con mi hermano o mis primas a ser nuestros padres, recuerdo que me ponía el pantalón y la camisa de trabajar del campo de mi padre (me venían enormes) e imaginaba que me iba a trabajar al campo: a regar, a fer cabets, a recoger naranjas.. ¡yo que sé! O la de veces que me habré subido al viejo tractor de cuerda Pasquali de mi padre y jugaba a que lo lo llevaba por el campo: “tatataaa, taattaatata!!”, onomatopeyaba con inocencia.

Pero ahora observo que los niños no son así, ahora quedan en casa de otros niños (estos son los más afortunados) para jugar a la Play o la Xbox, o para ver en la tele verdadera basura vomitiva; ya no salen como antes a la calle, ya no imaginan nuevos mundos e ilusiones, ya no leen cuentos y tebeos, dicen que leer es aburrido, ¡ y eso me lo cduentan niños de 10 años y me miran y me dicn que soy jilipollas! Yo no puedo hacer otra cosa mas que pensar en mi fuero interno con amrga rabia lo desgraciados que somos los mayores de ahora y lo desgraciados que convertimios a nuestros chavales.

Curioso absurdo, aquelolos niños de los 80 que fuimos nosotros convertimos a nuestras futuras generaciones en verdaderos autómatas, tristes, huraños, crueles, despiadados, a veces hasta en verdaderos maltratadores con mentes asesinas. ¿Cómo puede ser que aquella generación convierta a sus futuras generaciones en verdaderos desgraciados?  Dichas recapacitaciones me encolerizan y entristecen, me hacen recapacitar sobre si verdaderamente aprendimos algo que verdaderamente valga la pena, o si nos hemos convertido en unos cobardes que no somos capaces de salir a la calle como en Mayo del 68 para volver a pedir libertad de pensamiento, obra y omisión.

Ahora nuestros niños para ver dibujos de una mediana calidad han de pedir a sus padres que les paguen el Disney Chanel, y el que no pueda pagarlo se tiene que conformar con ver no se qué de Gran Hermano, Diarios de Patricia y no se que desgraciados más, no aptos ni para nosotros los mayores, a mi me repugnan. Estos neosocioburgueses que nos gobiernan no han hecho absolutamente nada por mejorar la programación actual, nos ha traicionado a todos aquellos de pensamiento de izquierda que añoramos y queremos un tiempo mejor, los de la cadena Ser y compañía nos mintieron a todos prometiéndonos una programación mejor para la televisión pública, todo mentira, si quieres buena programación debes darles pasta a su canal de Satélite, su canal Cuatro es una auiténtica bazofia que se genuflexiona servilmente a instituciones privadas y lucrativas como la SGAE. ¡Me dáis asco traidores!!!!!!!

Os dejo con un vídeo de uno de mis programas favoritos, “La cometa blanca”, no sin antes decirles a esos padres que aun siendo estos tiempos muy oscuros ellos todavía son libres para reivindicar en las calles una vida feliz y sana para las niñas y los niños.

6 pensamientos en “¿Perdieron la inocencia?

  1. JCarlos

    Yo creci en esos años con todos esos programs y en los 90 escuchando aquella Radio 3, comparto todo lo que dices. Ahora se acabo la ilusion y vencio el capitalismo.
    ¿Ya no llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones?

  2. volante

    buena reflexión, si señor, pero el problema no creo que radique en la televisión, si hubiera buena programación infantil saldrían aun menos, lo cual no es posible, el problema es que no hay nada que hacer fuera, o mejor dicho, ningún sitio donde hacerlo

    El disney chanel se pilla gratis por tdt, aunque lo poco que he visto es bastante cutre, en plan high school musical y series juveniles al estilo americano.

  3. Cristobal

    No volante, si hubiera buena programación saldrían más, ¿a caso no fue así en nuestros tiempos? Todos esos programas no se hacían todos a la vez, cada un o de ellos tuvo su “temporada”
    Lo del disney chanel no me acordé lo del tdt, es que no tengo tdt, aunque da igual, creo que se ve claro lo que quería expresar
    Sabéis, irónicamente en el canal Punt2 (el segundo canal de TVV) es el único canal donde hacen una programación infantil-juvenil más próxima a lo que debería de ser, incluso en horarios.
    Y sí creo que hay mucho ahí fuera en las calles, ¿es que antes en las calles habían más cosas que ahora? Antes no teníamos ni polideportivos municipales, y muchas calles eran de tierra, e igual jugábamos. Lo que antes no había eran violadores, infanticidas, padres avariciosos con su tiempo libre, tanto desgraciado yendo en coche o moto, etc.. Pero estos problemas son de competencia política, policial y judicial (menos la de los padres avariciosos)
    Ahora los padres en fines de semana no comparten con sus hijos nada, prefieren pasar horas enteras delante de internet chatendo. Prefieren comprarse un televisor de más de 3000€ antes que gastarse una ínfima cantidad de lo de la tele en llevar a sus hijos al circo, al cine, a la feria…
    JCarlos sí creo que llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones pero bien por avaricia o por miedos no queremos exteriorizarlo.

  4. volante

    [quote]Y sí creo que hay mucho ahí fuera en las calles, ¿es que antes en las calles habían más cosas que ahora? Antes no teníamos ni polideportivos municipales, y muchas calles eran de tierra, e igual jugábamos[/quote]

    De eso se trata, antes no es que hubiera muchas cosas, pero había espacio, que es lo básico, ahora las calles son bastante hostiles, atestadas de tráfico, u otras no muy recomendables, y además, los niños no saben que hacer en ella :-S

  5. negroyrojo

    Compañero
    Nunca pensé que escribiría una respuesta a un blog. He leido de varias tipos y calañas y la mayoría aportan algo: agrado en la lectura, conocimiento, soluciones a problemas informáticos varios (Ubuntu me gusta mucho pero soy un patata), y algunos también sentimientos del autor. Pero en este he encontrado de todo y aderezado con música (me gusta la música). Menuda combinación. Sin embargo es este comentario sobre la infancia el que me ha llegado al corazón. Por él he hecho la primera respuesta un blog de mi vida.
    Actualmente tengo tres niños, esposa y vivo en un pueblo de seis mil habitantes que todavía está rodeado de bosque y campo. Mi infancia fue como tú la describes, pero la de mis niños también, con matices. Tienen siete años y no nos atrevemos a dejarlos solos, pero hacen casi todo lo que comentas que hacíamos nosotros entonces. La diferencia es que mis padres me dejaban más suelto. Las dos cosas que hoy son diferentes son la falta de espacio en las ciudades y la falta de confianza en el prójimo. Oimos demasiadas desgracias y nos da miedo. No creo que la niños sean diferentes, es el ambiente. En lo que si estoy de acuerdo por completo es en la baja calidad de la tv actual respecto a “la nuestra”. Parece orientada a crear consumidores en vez de formar ciudadanos.
    PD: vaya rollo me ha salido.
    PD2: ¿tiempos pasados fueron siempre mejores? ¿No es un síntoma de vejez el pensar así?

  6. Cristobal

    Muchas gachias por el cumplido a mi blog, es lo mejor que me han dicho hasta ahora <: -P En cuanto a los niños, tenéis razón en que ahora no te puedes fiar de nadie, eso no lo discuto, pero yo sí creo que los niños de ahora son muy diferentes. Tienes mucha suerte de vivir tú y tu familia en el campo, así seguro que os criais bien sanos. Me alegra saber que hayas comentado por primera vez en un blog, ya ves que los blogs no muerden
    Y lo de Ubuntu pues con tiempo y una caña…….

Los comentarios están cerrados.